Joaquín Prat y Patricia Pardo, sorprendidos por el cebo de Rafael Amargo para promocionar ‘De Viernes’

Rafael Amargo Llamó este miércoles a los medios para explicar los aspectos técnicos de la sentencia que lo absuelve del delito de tráfico de drogas por el que fue detenido en 2020. Como era de esperar, los periodistas también le preguntaron por su estancia en prisión, pero él prefirió permanecer. guarda silencio al respecto porque ha cerrado una entrevista exclusiva con el programa Viernes (Telecinco).

De hecho, aprovechó que muchas cadenas de televisión retransmitían en directo su aparición para publicitar su próxima aparición en algún plató, algo que molestó a cadenas competidoras e incluso a algunos presentadores de Telecinco.

“No quiero ni puedo entrar más en el tema porque esta es la carta que tengo: hablar de mi vida. Necesito esa carta para muchas cosas y el viernes si quieres me verás exclusivamente en el programa Viernes«, avanzó el protagonista. “Y si hay otro capítulo, también estaré el viernes siguiente. Esperemos que dé más, como Rociito», bromeó en referencia a la serie documental de Rocío Carrasco.


Esta autopromoción no sólo fue criticada en Antena 3. También en Telecinco -cadena propietaria de dicha exclusiva- se cuestionó la estrategia del granadino. «¡Maravilloso! Convocan una rueda de prensa en el despacho del abogado Marcos García Montes para confirmar que este viernes a las diez de la noche, aquí en Telecinco, Rafael Amargo contará cómo ha sido para estos cuatro haber sido injustamente acusado de un delito de narcotráfico. «No te lo puedes perder», dijo con sarcasmo. Joaquín Pratpresentador de Ya veremosdespués de que su programa (como todos) se hubiera tragado el inesperado anuncio.

Dicho esto, se hizo el silencio en el set de la revista hasta que su compañero Patricia PardoÉl, a pesar de lo sorprendido y molesto que estaba, pidió cambiar de tema: “¿Podemos seguir adelante o tenemos que comentar más?”. La presentadora optó por esto último, “para eso nos pagan”, y luego fue tajante: “Sí, para eso nos pagan. Pero para asistir a cebos vivos, no”-soltó de mal humor.