‘Supervivientes 2024’ consiguió que Arantxa del Sol desvelara lo que pasó con Ángel Cristo y su marido: «Lo voy a contar»

Uno de los principales temas de las últimas semanas en Mediaset ha sido posible infidelidad de Finito de Córdoba a Arantxa del Sol con Ana Herminia, Esposa de Ángel Cristo. El tema salió a la luz con la participación de la presentadora y el hijo de Bárbara Rey en Sobrevivientes.

A partir de aquí apareció Ana Herminia en Viernes que hablar de ello y parece que también llegó a las playas de Honduras, donde Arantxa y Ángel pasaron de ser amigos (o cordiales compañeros) a enemigos. Sin embargo, al salir fue expulsada y preguntada al respecto. Nunca había querido hablar para no involucrar a su familia en el reality.. Hasta este domingo.

Días después de regresar a España, ya más asentado en todo lo sucedido y tras escuchar que Ángel le pidió el jueves en la gala que «cuenta lo que pasó entre ellos en el barco”, Arantxa del Sol sorprendió a Sandra Barneda al querer hablar del tema: “Lo voy a contar”, dijo y paralizaron la escalera para darle voz.

“Nunca imaginé que trabajando en este programa me pasaría todo esto”, comenzó explicando sin ser muy clara. “Lo que pasó en el barco es que lo insulté, con los mismos adjetivos que él había usado, Le dije cosas duras después de recibir toda la información, le di una bofetada y le dije que ya era suficiente para él. Sin más, si hubiera sido un ataque me habrían eliminado”.

Barneda le pidió que fuera más concisa y detallara el motivo de la bofetada y cuál era el tema que tanto la enfurecía: “Por todas las mentiras que estaba diciendo, La más fuerte es la relación de su esposa con mi marido». Explicó que varios compañeros ya le habían dicho que lo estaba comentando y que el plan era que su esposa hiciera sets con él.

“Una de las versiones es que Ana estaba esperando la versión de Ángel para contarlo. En casa estamos bien, en ese sentido nunca he desconfiado de mi marido, pero Me pareció que lo tenían planeado y nos han utilizado por completo”, se lamenta. Por eso nunca se enfrentó al hijo de Bárbara Rey, porque no quería que él sacara todo esto a la luz.

Tras unos minutos de publicidad, el programa volvió sin Arantxa en el sofá: “Le ha ido mal, es normal, porque ha dicho algo que le afecta mucho desde hace tiempo. Acabas de decir algo muy fuerte que podría afectar tu vida. Ha contado un episodio muy desagradable ocurrido en el barco, donde ella perdió sus papeles y que si ella no lo contaba, él lo contaría.

Más tarde regresó y aclaró que había “superado completamente este tema” y que no quería seguir hablando de ello.